ALIN DRAGAN, CFGM ACT. COMERCIALES, MOVILIDAD EN CORK (IRLANDA)

Hola a tod@s, mi nombre es Alin y soy uno de los afortunados de recibir la beca Erasmus+. Solicité la beca Erasmus porque lo vi como una oportunidad para mejorar como profesional y conocer distintos países y culturas. El país que yo solicité fue Irlanda. Elegí Irlanda y no otros países mas “exóticos” como los demás alumnos porque quería mejorar mi nivel de inglés, sabiendo que a la hora de buscar un trabajo me vendría muy bien.

Al principio, antes de salir de España estaba un poco nervioso, porque no sabía como era aquello y como me iría, ya que me tocaba hacer de todo. Antes de irnos nos habían contado que Irlanda es un país donde hace bastante frío y llueve mucho.

El 19 de marzo llegamos a Irlanda, en concreto a Cork, que según las fotos de internet era una ciudad muy bonita. Nada más que bajar del avión, ya te podías dar cuenta que ya no estabas en España, ya que el termómetro sólo enseñaba 7 grados. Hacía mucho frío y ninguno de nosotros traía ropa tan gorda para no sentir el frío.

A los pocos días empecé las prácticas en una tienda llamada Saville Menswear. El primer día estaba un poco nervioso, ya que no sabía como iba a ser mi encargado, si era amable o un poco duro, no sabía nada, y tampoco si me iba a entender bien con ellos, ya que el acento irlandés es bastante difícil de entender. Yo ya iba con un buen nivel de inglés, pero igual fue un poco difícil de entenderles el primer día.

Con el paso de los días ya empecé a coger más confianza y desenvolverme mejor con el inglés y en las prácticas. A las 2 semanas ya hablaba con todos los trabajadores igual que hablaba con mis compañeros españoles. Mi inglés y mi soltura habían mejorado bastante.

Ahora os voy a contar un poco de la ciudad, que seguro que a algunos pueden interesarles bastante. La vida nocturna en Irlanda es muy corta. Todo está cerrado a las 2 A.M. , pero los irlandeses empiezan la fiesta desde por la tarde, alrededor de las 6. Todos los sitios tienen restricciones de edad pasada una hora, lo mínimo que piden siendo 18 años.

La gente de Cork es muy agradable, son muy amables y muy educados. Si por ejemplo por la calle alguien solo se cruza por delante de ti te piden perdón. Españoles también hay, y muchísimos. Cada día me encontraba con algún español.

Y sobre el país que puedo decir aparte de que es precioso. Antes dije que Irlanda te lo pintan de lluvioso y oscuro, pero no es así. El primer mes si que es verdad que llovió bastante, pero los meses de mayo, abril y junio fueron muy bonitos. Algunos días hacía más calor en Irlanda que en España, algo que es casi imposible.

Lo que también tenéis que hacer es visitar todo lo que podáis, porque Irlanda tiene sitios muy bonitos, como por ejemplo Cliffs of Moher, Kinsale y muchísimos más.

Yo si pudiera volvería a repetir esta experiencia, no sólo por que me gustó el país, sino por las personas que conocí, ya sean españoles, franceses etc., por los amigos que hice y por los momentos que me llevé, que serán inolvidables.

Si se os ofrece la posibilidad de irse de Erasmus, no lo dudéis, da igual cual sea el destino, os va a encantar seguro.

Deja un comentario