CRISTINA SALDAÑA, ALUMNA DE EDUCACIÓN INFANTIL EN PARMA, ITALIA

Piso encontrado, con llaves propias, maletas deshechas, casa adornada con fotos y con regalos de nuestros/as amigos/as y familiares, llega el momento: conocer nuestra empresa. Escuela Infantil en la que estaremos de lunes a viernes durante 3 meses.

El primer día te preguntas cómo será la Escuela Infantil, qué clase será la tuya, quiénes tus educadoras, cómo serán, si estarás bien, si te gustará, etc.

Conforme van pasando los días, el idioma deja de ser un problema, los nervios se van, vas entendiendo mejor el motivo de cada cosa que se hace o la forma de hacerla.

En cuanto han pasado pocas semanas, comprendes que esas personas van a ser tu familia y tus amigos durante todo el tiempo que estarás fuera, son las que hacen que cada día te levantes con ganas de ir, que las mañanas se te pasen cada vez más rápido, y que las semanas vuelen.

Los niños/as y educadoras son los encargados de sacarte una sonrisa cada día, y de hacer que se te olvide la distancia a la que estás de los tuyos.

Pero también viajas, y en estos viajes conoces nuevas costumbres, curiosidades, monumentos, y vives nuevas experiencias.

 

BOLONIA:

FLORENCIA:

MILÁN:

MÓDENA:

MONTEROSSO:

PISA:

VENECIA:

VERONA:

Y después de todo esto, te das cuenta que lo que en un principio veías como una eternidad, ha pasado como si nada, y de nuevo te ves haciendo tres maletas para dejarlo todo atrás, pero llevándote contigo nuevas amigas, personas, experiencias, conocimientos, viajes y niños/as.

Deja un comentario