INMA OTERO EN FERRARA. QUÉ RÁPIDO PASA EL TIEMPO. CASI A PUNTO DE VOLVER

Bueno pues ya pasó el segundo mes, nos vamos acercando al final de nuestra movilidad con momentos geniales, aunque también alguno que otro de bajón, ahora ya nos queda la recta final.

En la escuela todo va genial, ya estoy adaptada al 100% al modo de trabajar aquí y soy una más, me tienen en cuenta hasta para organizar los horarios y se sobornan para que las ayude en la sección jajajajaja. La verdad es que estoy aprendiendo muchísimo, la profesora que está conmigo en la sección mixta es un verdadero encanto y me está enseñando que todo tiene un por qué a la hora de interactuar con los niños y con sus familias, y la forma de tratarlos;  y en la sección de lactantes es brutal la autonomía de los niños, que comen solos y beben solos en vasos de grandes.

En abril nos montamos aquí nuestro alumbrao. Pusimos unas guirnaldas de globos a modo de farolillos e invitamos a nuestros amigos italianos y a los demás erasmus para que vinieran a celebran con nosotros. Una feria de verdad, con su pescaíto, su rebujito y sus sevillanas.

En mayo vinieron a verme mi hermana y mi cuñado con mis sobrinos y eso ha hecho que no eche tanto en falta mi casa, me encantó poder enseñarles Ferrara y ver con ellos Venecia y Verona, la despedida fue otra cosa.

También hemos vivido el retorno del equipo de la ciudad, la S.P.A.L, a la Serie A después de 49 años. La fiesta fue una pasada.

También hemos podido viajar a Cinqueterre y disfrutar de la belleza de sus islas, de la amabilidad de la gente que allí vive y de la de los turistas que van a visitarlas, y de la belleza de sus aguas y playas.

 

Deja un comentario