MARINA GARCÍA (EDUCACIÓN INFANTIL). FERRARA (ITALIA)

Solo puedo decir que sí, que es verdad lo que dicen, irse de Erasmus es una gran experiencia y es algo que estoy segura que voy a recordar toda la vida.

Las últimas semanas las viví aprovechando cada segundo, no me podía creer que en días regresara a España, por un lado estaba muy contenta, tenía muchas ganas de ver a los míos. Pero por otro tenía la sensación de que abandonaba una parte de mí, mi casa, mi escuela, el idioma, mi bicicleta y sobre todo a mis amigos…

Me siento afortunada por haber saboreado tantas cosas de Italia, la mayor parte de esto se debe a la compañía que he tenido,  nunca voy a olvidar a todas las personas que se han portado tan bien conmigo, no tengo palabras de agradecimiento para mis caseros que me han ayudado siempre que lo he necesitado, a todas mis educadoras que me han enseñado tanto, al grupo de italianos e italianas tan fantástico que conocí las últimas semanas y con el que me he divertido tanto, a mi amiga Munkhjin que ha hecho que me ría hasta llorar muchas veces y he compartido muchos momentos y de la que he aprendido cosas de otra cultura más y por su puesto a mi amigo Marcos que simplemente no sé que hubiera sido de mí sin él, al que le debo tanto y que se ha ganado en tan poco tiempo mi corazón, me volví con la sensación de que tenía un hermano italiano para toda la vida.

También esta experiencia me ha enseñado a valorar lo que se tiene, a valorar a mi familia y mis amigos que no puedo estar más orgullosa de ellos y de todo el cariño que me han regalado aún estando tan lejos.

Recomiendo a todo el mundo que me lea sin dudarlo que no desaprovechéis una oportunidad así si la tenéis NUNCA, te vaya mejor o peor estoy segura de que aprenderás muchas cosas ya no solo a nivel profesional  si no a nivel personal.

Me fui de Italia como llegué, con una gran sonrisa! Y muy concienciada  de que tengo que volver.

Deja un comentario